Reporte Huilo Huilo 2018 | Domingo Elías Townsend: “Corriendo en la Reserva Biológica del Sur”#RunchileRaceReports #RunchileTrail

Race Report Huilo Huilo Trail Run 2018

Esta aventura comienza con las ganas de seguir conociendo el mundo a través del Trail running.

Mi primera parada fue la ciudad de Temuco, que me recibió con una lluvia intensa, pero que me hizo sentir que ya había llegado al sur de Chile. Luego de eso, me tocaba viaje en bus hasta Neltume, que con sus increíbles vistas, hacía que la emoción fuese creciendo, y que me sintiera ya casi en la línea de partida de lo que sería al día siguiente, el Huilo Huilo Trail Run, segunda fecha del Columbia Trail Challenge de 2018.

La retirada de los kits fue en un lugar increíble dentro de la Reserva Biológica Huilo Huilo, específicamente en el museo de sitio, que estaba lleno de historia Mapuche, y corredores ansiosos de que la carrera comience para poder disfrutar de este hermoso lugar, que con su diversidad de flora y fauna, ya nos comenzaba a enamorar a todos. Todo se llevó a cabo con mucho orden y la charla técnica nos terminó de dar esa confianza de que este evento sería un éxito total.

Parte de mi aventura, también consistía en promocionar la carrera SIERRA ANDINA MOUNTAIN TRAIL, que se lleva a cabo todos los meses de agosto en el corazón de los Andes Peruanos, y que también es auspiciada por Columbia Sportwear. En el caso de este año, será el 11 y 12 de Agosto. Pueden ver más información AQUÍ

Ya instalado en la cabaña que compartí con otros 4 corredores chilenos y una peruana, que tenían la misma pasión por la montaña que yo. Lo primero que hicimos fué un “pasta party” que nos dejó a todos listos y “carboloaded” para lo que se venía al día siguiente.

No pude tener mejores compañeros de aventura que este grupo de entusiastas, que ya habían corrido esta misma carrera el año anterior, y, de los cuales, 3 obtuvimos podio. ¡Vaya coincidencia!

Algo particular de la distancia de 50K fue que no comenzaríamos tan temprano, y eso nos dio un poco más de tiempo para dormir, y no tener que madrugar.

El día amaneció despejado, y eso nos decía que tal vez no tendríamos lluvia.

Llegamos al lugar de partida alrededor de las 7:15 am y nos recibieron todos los voluntarios de la mejor manera, súper entusiastas y con café caliente (muy importante). El ambiente era espectacular, y la adrenalina nos hacía entrar en calor. Un pequeño calentamiento, y salimos a comernos esos 50 kilómetros que prometían ser horas de disfrutar de los paisajes y del calor de la gente que estaría en los puntos de asistencia, que dicho sea de paso, estuvieron excelentes.

Los primeros kilómetros fueron de subida hasta el teleférico, desde donde la vista fue simplemente increíble, lamentablemente no me pude quedar mucho tiempo a disfrutar, ya que no quería perder el paso, es ahí donde se ubicaba el primer PAS. Luego de eso, comenzaron caminos corribles, que hicieron que cada uno vaya tomando su posición y se vayan ajustando a lo que serían los siguientes 45 kilómetros.

Luego una segunda subida para después terminar bajando hasta la playa. Qué cosa más linda tener esas vistas, y esas condiciones con las que encontramos el lago. Ya recargados en el segundo paso, tocaba subir otra vez. Esa subida también nos dio vistas espectaculares del Lago Pirehueico, y de las cumbres que nos rodeaban.

Seguimos recorriendo kilómetros, y nos sentíamos bien, que eso es algo que uno realmente quiere en la montaña, sentirse bien con lo que estás haciendo, con el medio ambiente, y con toda la gente que viene a disfrutar de lo mismo que tú.

Más puntos de asistencia llegaron, y nosotros avanzábamos con la consigna de tratar de mantener el paso, y subir lo más sólido posible.

Hasta que llegó la hora de la bajada, que larga bajada, pero divertida a la vez, harto lodo, ramas, y todo el aguante físico que traen las bajadas. Ya después de una pequeña parte por la pista, reingresamos al parque, y ya se podía escuchar la voz de nuestro querido amigo Cristian Valencia, más conocidos como La voz del Trail. Pensé que ya estábamos a punto de llegar, pero un pequeño loop nos alargó la espera de celebrar con los amigos en la línea de llegada.

Ya en la meta, todo era felicidad, gente llegando de sus distancias, familias esperando y disfrutando del evento que se había armado ahí.

Teníamos todo lo que necesitábamos para ser felices, acabábamos de terminar una carrera impecable, teníamos amigos, cerveza, comida, música, montañas, más amigos… ah y más cerveza!

Creo firmemente, que todos los eventos que se llevan a cabo al lado de las montañas, es donde más amigos uno hace, en la montaña existe un sentido de unión y camaradería, uno entiende que el ayudar al compañero es imprescindible.

No me queda más que agradecer a todos los que hicieron que esta nueva aventura se haya podido realizar, y que espero poder estar presente en la edición de Torrencial Valdivia.

Domingo Elias Townsend

Fecha de la carrera: Sádado 24 de marzo de 2018

Comentarios

comments