Testeo Stryd Footpod#RunchileTesteos Stryd



En un artículo anterior les comenté la historia de Stryd y sus inicios con el modelo Pioneer.

Como es una compañía en pleno desarrollo, y ante el innegable avance hacia los relojes con pulsómetro en la muñeca, Stryd decidió continuar su línea de productos desde el pecho (el Pioneer se ubicaba en una banda de pulso) hacia el pie (en un foot pod similar a un chip-podómetro). Es un producto que está llegando a un “estado de madurez”, por esto mismo no es de extrañar que en la última edición de mayo 2017 de Runners World esté considerado entre los productos más innovadores de esta temporada.

Lee más detalles en el siguiente artículo:

Stryd, entrando a una nueva era de información enfocada al rendimiento



Stryd Footpod (al que me referiré como Stryd de ahora en más) es un pequeño chip de 10 gramos que se engancha en tu zapatilla, completamente inalámbrico, resistente al agua, utiliza tecnología bluetooth para conectarse con tu reloj GPS y descargar la información sólo a través de la App Stryd. Una carga dura un mes con que no tendrás que invertir en pilas nunca más.

Para simplificar cómo funciona y se aplica esta tecnología yo lo dividiría en dos aspectos: Medición en Carrera y Análisis Post Carrera

Medición en Carrera



Al parear nuestro dispositivo con un reloj GPS o con un Celular éste nos enviará datos en tiempo real de cuanta potencia expresada en Watts estamos generando en cada zancada. Stryd tiene un test para definir un número importante llamado Poder Crítico, que es el la potencia máxima que uno puede mantener durante un esfuerzo máximo de una hora. Es el equivalente a nuestro umbral láctico, luego desde este dato se calculan las zonas de trabajo. Este número que se puede extrapolar de nuestras marcas en un 5K ó 10K aunque será menos exacto, en mi caso obtuve un Poder Crítico 260Watts. A continuación les doy un ejemplo de mis zonas de trabajos. Se dividen en 5 zonas:

● Fácil: 169W-208W equivalentes a ritmos de 6:06 min/km – 5:00 min/km
● Moderado: 208W-234W equivalentes a ritmos de 5:00 min/km – 4:24 min/km
● Umbral: 234W-260W equivalentes a ritmos de 4:24 min/km – 4:00 min/km
● Intervalo: 260W-298W equivalentes a ritmos de 4:00 min/km – 3:30 min/km
● Repeticiones: 298W-337W equivalentes a ritmos de 3:30 min/km – 3:06 min/km

En un maratón lo necesario es no pasarse de nuestra zona de umbral, lo que en mi maratón de París fue efectivo con un promedio de 235W. Uno a medida que trabaja y entrena se hace más eficiente, es decir logra mejores ritmos a igual energía. Un ejemplo: En París mi energía promedio fue 235W, pero mi ritmo medio fue de 4:15min/km.

Esto es relevante puesto que la potencia de nuestra carrera nos da un dato del nivel de esfuerzo empeñado, y este dato es mucho más fidedigno que nuestro pulso puesto que el pulso varía bastante de acuerdo al grado de hidratación, niveles de estrés y fatiga. Es lo que hacen los corredores expertos: corren por sensaciones, en Stryd a las sensaciones les ponen un rango numérico.

Análisis Post Carrera



Uno debe crear una cuenta en Power Center, luego de entrenar o competir uno transfiere la información al App del celular, se mete en Power Center y analiza las diferentes métricas.

Hay métricas que muchos conocemos hace rato: Ritmo de carrera; Elevación del circuito; Cadencia (número de pasos por minuto). A estas, Stryd agrega 5: Potencia Media; Tiempo de contacto con el piso; Oscilación Vertical; Rigidez de piernas y Poder de Forma.



La Potencia Media es la energía invertida en la carrera. De esta energía un porcentaje se invierte en mantener nuestra forma, este es el Poder de Forma que para ser eficientes debiera ser alrededor de un 30% del valor de Potencia media. Si es muy alto nos indica que estamos dilapidando mucha energía en sentido transversal (corremos con mucha rotación/oscilación del tronco).

Para desplazarnos hacia delante debemos empujar nuestro el centro de masa de nuestro cuerpo (cerca del ombligo) hacia arriba y adelante. Esto genera una Oscilación Vertical. Si es mucha invertimos nuestra energía en saltar más alto pero avanzar poco, si es poca la gravedad hace que avancemos poco lo ideal es alrededor de 7 a 8 centímetros de oscilación vertical entre zancada y zancada.

El Tiempo de Contacto es el tiempo que permanece en contacto la planta del pie con el suelo entre zancada y zancada, que al correr es bastante rápido, dura menos de medio segundo. Un runner eficiente tiene “pies livianos” es decir que sus contacto con el piso es mínimo, lo ideal es que sea de menos de 250mseg y mientras más rápido este tiempo es menor (en 100 metros planos, Carl Lewis tenía un tiempo de contacto tan bajo como 80mseg).



La Rigidez de las Piernas, cuando uno se inicia en el running le dan mucha importancia a la flexibilidad, pues esta aumenta nuestro rango de zancada. Sin embargo, si uno es muy flexible se pierde energía tratando de mantener nuestra postura. Los tendones y fascias de nuestras piernas son verdaderos resortes, si tengo una pierna muy laxa debo invertir mucha energía muscular en cada zancada para mantener el ritmo de carrera, pero si mis piernas son rígidas entonces en cada zancada la fuerza de gravedad estirará estos tendones y luego devolverá esa energía gratuita (igual que los canguros). Pero si es mucha la rigidez nuestro rango de movimiento será menor e incluso ante grandes esfuerzos podemos sufrir desgarros. Paula Radcliffe de adolescente tenía mucha flexibilidad de piernas y su entrenador buscó mejoras haciéndola más “tiesa” y lo logró. Una buena rigidez está en el rango de 8kN/m a 10kN/m.

Todo esta chorrera de información se vierte en un número final llamado Running Stress Score (RSS) que es cuanto estrés hemos impuesto a nuestro cuerpo durante un trabajo o carrera, esto resume nuestra planificación de trabajos. Así podemos monitorear nuestros avances y definir los momentos de descanso para no sobreentrenarnos.

Este es todo un mundo nuevo que se nos abre en nuestro enfoque al entrenar. Ahora podemos competir y mejorar nuestros propios parámetros de acuerdo a nuestras características individuales. Y mientras conozcamos más y mejor nuestras fortalezas y debilidades podremos trabajar para fortalecer nuestros puntos flacos y mejorar nuestras marcas personales.

Puedes encontrar más información en la Web, en su Instagram y en Facebook. El precio en Chile es de $ 170.000.-

por Adrián Rodríguez

Sábado 15 de julio de 2017

Comentarios

comments