Tendón de Aquiles, mucho cuidado ante su lesiónadrian rodriguez Tendón de Aquiles

Imagen_Lesiones_Tendon_de_Aquiles_por_Adrian_Rodriguez

Las lesiones en el tendón de Aquiles son muy comunes entre los corredores de distancia. De hecho el más grande atleta de las últimos 50 años, me refiero a Haile Gebreselassie, ha sufrido de tendinitis aquiliana crónica desde hace años, así y todo se dio maña para batir su marca mundial de maratón el 2008 en Berlin.

Es que en cuanto al tendón de Aquiles, se sabe cuando comienza la lesión pero su pronóstico es una incógnita, ya sea que se inyecte suero rico en plaquetas o se trate con untrasonido y kinesioterapia. Puede curarse dentro de un mes como en 5 ó más años. La cuestión es que al ser un tendón su irrigación es limitada y, por ende, su capacidad de cicatrización también.

Un interesante y curioso estudio danés llevado a cabo por Heinemaier, tomó una muestra de tendones y músculos en 28 personas nacidas entre los años 1945 y 1983, los cuales estuvieron expuestas a la radiación cuando se realizaron pruebas con bombas atómicas durante la guerra fría entre 1955 y 1963. ¿Y eso qué tiene que ver? Que la radiación liberó más Carbono 14 (C-14) que el habitual a la atmósfera. Este C-14 se fija en los tejidos en desarrollo y se mantiene estable en aquellos que no cambian con los años como los dientes. Pero disminuye en aquellos tejidos que van renovándose con los años como la piel hasta casi desaparecer. Entonces hizo un registro del nivel de C-14 en músculos y tendón de Aquiles comparándolo con los niveles atmosféricos.

El C-14 en los tendones se mantenía en niveles altos a lo largo del tiempo. Mostraba una curva de descenso casi insignificante, en cambio en el músculo este C-14 había casi desaparecido. Traducción: El músculo al nacer captó este elemento, pero con los años los fue eliminando al renovarse, pero el tendón no lo pudo eliminar ni en 20 años. Conclusión: Los tendones casi no cambian desde nuestra infancia y, por ende, son muy difíciles de sanar.

Así que mucho ojo cuando comienzan los dolores en dicha área, que a la luz de este estudio su tratamiento y pronóstico es bastante reservado. No hipotequemos una vida de running por no parar a tiempo un par de meses.

por Adrián Rodríguez (Lunes 24 de agosto de 2015)

Comentarios

comments